Espadas do Museo: Nimcha 616 31 de enero de 2018 – Posted in: Arqueologia – Tags: , ,

Este artigo forma parte de una serie titulada «Espadas modernas do Museo Arqueolóxico de Ourense», consistente en fichas técnicas de armas de la citada institución. Las fichas foueron documentadas por Juan Diego Conde Eguileta y Santiago Vilar Labarta, que estudiaron, además del contexto histórico y el valor arqueológico de las mismas, las características esgrimísticas de las espadas. Debido a la variedad y singularidad de algunas de las piezas documentadas, creemos que puede ser de interés para la comunidade de las HEMA. Puedes ver otros artículos de la serie aquí.

El Museo Arqueolóxico de Ourense dispone, entre sus fondos, gran cantidad de piezas adquiridas por la Comisión Provincial de Monumentos Históricos y Artísticos de Ourense. Esta comisión fue fundada el 8 de agosto de 1844, y su función era la de recopilar y custodiar el patrimonio artístico de la provincia. Del trabajo de esta comisión no existen datos hasta marzo de 1898, en que se inicia la publicación bimensual de un boletín en el que se recogen sus actividades. La publicación de estos boletines continuó hasta 1960.

Entre las múltiples piezas adquiridas por la Comisión de Monumentos a lo largo y ancho de la provincia de Ourense se encuentran diez espadas de época moderna. De estas piezas, la más antigua se puede datar como de finales del siglo XVII aproximadamente, y la más moderna como de inicio del siglo XX. Hemos tenido el privilegio de poder acceder a estas espadas con el fin de poder estudiarlas desde un punto de vista tanto histórico como esgrimístico. Para llevar a cabo el estudio, se ha elaborado una plantilla de recogida de datos que nos permitiese una medición de las piezas lo más exhaustiva posible. Los conservadores del museo nos han permitido incluso blandirlas, para adquirir así una mayor compresión en cuanto a su uso y funcionalidad.

En este artículo hablaremos de una de las piezas de época más tardía de la colección, una nimcha, cuyo número de catálogo es 616. Pero, antes de pasar al análisis de la pieza, es necesario explicar de qué tipo de arma estamos hablando.

La nimcha es una espada de un sólo filo, utilizada por los pueblos musulmanes en el área comprendida entre la costa oeste africana y la Península Arábiga (ambas inclusive). Se trata de armas fácilmente identificables debido a las características morfológicas de su guarnición, pero no así por sus hojas, ya que en muchos casos, las que montan estas espadas son de origen europeo (especialmente sables).

Las características que identifican a una nimcha son las siguientes:

  • Empuñadura: puede ser elaborada con diversos materiales (marfil, carey, madera, cuerno…). Su forma puede ser curva o de hocico de león, con o sin orejas.
  • Espiga: atraviesa completamente la empuñadura y se fija mediante un remache con forma de botón, o bien está remachada a una placa de un tamaño similar al de la base de la empuñadura.
  • Guardamano: éste puede partir de la cruz de la espada en ángulo recto (forma original) o con forma de “S” (evolución posterior).
  • Gavilanes: pueden estar orientados hacia el frente, al igual que el guardamonte, o conservar sólo éste, también orientado hacia la hoja, mientras que los gavilanes se unirían en un anillo que protege la mano.

De izquierda a derecha, empuñaduras de saïf árabe, nimcha de Yemen o Zanzíbar y nimcha magrebí

Una vez definido qué tipo de espada es una nimcha, vamos a realizar el análisis de la existente en los fondos del Museo Arqueolóxico de Ourense. Con ese fin contamos con una ficha de recogida de datos, en la que se detallan tanto las características de la espada y como de las diferentes partes que la forman. La información recogida puede parecer demasiado extensa, pero se trata de datos de interés para el practicante de esgrima histórica, ya que aportan gran cantidad de información sobre el comportamiento y características de la espada, en lo que a su manejo se refiere.

ESPADA

  • Tipo: Nimcha
  • Código: 616
  • Longitud total: 73cm
  • Peso: 600gr
  • Punto de equilibrio: 12.5cm
  • Marcas de armero: sin marcas visibles.
  • Tipo de guarda: dos gavilanes, guardamano y guardamonte (ahora roto).
  • Descripción: Nimcha del norte de áfrica, con hoja de un solo filo excepto en los últimos 14 cm, en los que la hoja es de doble filo.

HOJA

  • Número de mesas: filo en mesa al exterior.
  • Acanaladuras: acanaladura poco profunda junto al lomo, que comienza a partir del primer tercio de la hoja y se extiende a lo largo de la misma, con excepción de los últimos 14 cm.
  • Longitud: 58.4cm
  • Ancho base: 3.6cm
  • Ancho media espada: 3.3 cm
  • Ancho punta: 2cm
  • Grosor base: 0.4/0.2cm
  • Grosor medio: 0.4/0.2cm
  • Grosor punta: 0.2/0.2cm
  • El grosor consta de dos valores separados por una barra, que corresponden a las medidas tomadas en el lomo/centro de la hoja.
  • Espiga: está cubierta por la guarda y la empuñadura.
  • Unión con el pomo: carece de pomo. No obstante, hay una placa de metal con tres remaches al final de la empuñadura, que parece ser lo que mantiene unida la hoja al puño de la espada.
  • Descripción: Hoja de filo con mesa al exterior, excepto en los últimos 14 cm, que tiene doble filo. La hoja es prácticamente recta, curvándose hacia el lomo en la punta.

GUARDA

  • Tipo: nimcha norteafricana.
  • Material: hierro
  • Marcas de armero: no
  • Radio: —
  • Longitud gavilanes: 4.8 cm
  • Diámetro gavilanes: —
  • Detalles gavilanes: de sección rectangular y con el extremo rematado en un botón.
  • Descripción: dos gavilanes, guardamano recto y de sección rectangular, que se une con el final de la empuñadura, y guardamonte (ahora roto).

EMPUÑADURA

  • Longitud: 12.5 cm
  • Ancho cruz: 2.8cm
  • Ancho medio: 3.1cm
  • Ancho pomo: 2.5cm
  • Material: cuerno.
  • Descripción: empuñadura de cuerno tallado y engarce de latón dorado.

POMO

  • Engrosamiento tras la empuñadura con forma de “hocico de león” sin “orejas”. Carece de pomo propiamente dicho.

Pasamos a comentar los datos recogidos, para facilitar su interpretación y que así los lectores puedan hacerse una idea lo más aproximada posible (dentro de los límites impuestos por el medio escrito) de las características de la pieza.

Como puede observarse en los datos generales de la pieza, se trata de una espada relativamente corta y muy ligera, pero con el punto de equilibrio muy adelantado. La combinación de estas características da como resultado un arma muy ágil y manejable, al tiempo que tiene presencia de hoja sin llegar a ser una espada cabezona. En general, y salvando las distancias, su forma de uso sería muy similar a la que se puede observar en los tratados de esgrima, medievales o renacentistas, de langes messer.

Tanto la morfología de la hoja, plana y de sección muy delgada, como su equilibrio adelantado, le confieren una buena capacidad de corte. Se trata de un arma más que adecuada para enfrentarse a oponentes sin armadura, lo que es de esperar en una espada del siglo XIX.

La guarda, con su combinación de gavilanes y guardamano de hierro, ofrece una buena protección para la mano. La forma de la empuñadura facilita el agarre, permitiendo la introducción del meñique en la oquedad formada entre el puño propiamente dicho y la “cabeza de león” que lo remata. También favorece el agarre tipo sable, situando el pulgar en línea con el lomo de la hoja de la espada.

Tanto las características morfológicas de los gavilanes como las de la empuñadura, así como el material de que está hecha, nos indican que se trata de una nimcha del Norte de África. Además, la hoja es prácticamente recta, curvándose hacia el lomo en la punta, lo que, junto con su longitud y la carencia de punzón de armero u otras marcas distintivas, hacen suponer que sea de factura local.

No se puede ofrecer una datación exacta de la pieza, ya que no existe un registro documental de su ingreso en el museo; no obstante, debido a su origen geográfico y a que su ingreso en la colección del museo es anterior a 1898, (fecha de inicio de la publicación del boletín de la Comisión de Monumentos), podemos suponer que se trata de una espada fabricada en el siglo XIX. Por ello no es descabellado suponer que se empleara en los conflictos coloniales del Norte de África de entre el segundo y tercer cuarto del siglo XIX, pudiéndose tratar de un botín de guerra o haber sido adquirida como recuerdo.

Referencias

Para el reconocimiento del origen de la nimcha en función de la morfología de su guarnición, así como para las imágenes de guarda y empuñadura de las mismas, tomamos como referencia la página web http://nimcha.fr/N-introd.htm .